lunes, 14 de diciembre de 2009

A dudar se aprende


JR Mora

El antiguo director del banco en el que los Alarcón Mosquera tienen depositadas todas sus deudas condenado ahora a trabajar en la ventanilla de la oficina. Si tuviese que elegir una imagen que resumiese todo lo acontecido con la crisis, me quedaría con la de ese banquero que ha dejado de firmar préstamos astronómicos para pasar a actualizar libretas y atender a jubilados maleducados. Tendrían que verlo. Tendrían que haberlo visto antes y verlo ahora, caracoles. El día menos pensado le vuelven a leer la cartilla (leerle la cartilla a un banquero, qué ironía) y lo ponen a doblar cartas.

Se nos acaba el año, caracoles. ¿Cómo se les queda el cuerpo tras este 2009? ¿Valió la pena? Y la alegría, ¿valió la alegría?

Aunque no es conditio sine qua non para ser un individuo de bien ir por ahí haciendo balances de vida (y, mucho menos, hacerlos en diciembre), a mí me gusta hacerlos . A mí me gusta hacerlos en diciembre, ea. Y la cosa no acaba ahí, caracoles, me gusta examinarme con calma y profundidad para poder felicitarme o regañarme y digerir las dichas o las miserias tras haber analizado concienzudamente lo hecho, lo sentido y lo pensado. Por eso empiezo a preparar mi examen dos semanas antes del 31, porque me encanta pensarme bien. Ya hablamos de esto hace un diciembre...

He empezado con la crisis para calentar motores y ejercitar la memoria un poco más y, lo que les digo, de todo lo relacionado con ese tema, me quedo con el banco en el que los Alarcón Mosquera tienen depositadas sus deudas y con el banquero venido a menos.

6 comentarios:

M. Samsa dijo...

me quedo con Keanu Reeves diciendo aquello de: "Lo mejor es no tener respuestas" o algo así...
y me declaro en huelga de balances anuales...:P

nata dijo...

¿Esconder el reloj para así no perder el tiempo? Buag, eso es trampa...

¡Hazte un balance, Samsa!

Los balances molan, tía... Con la de perspectivas que hay... ;-)

ottoreuss dijo...

¿Para qué cojones quieres que hagamos balance? ¿Es que quieres que nos suicidemos o qué?

Sin que sirva de precedente, pienso lo mismo que Samsa

nata dijo...

Para todo lo contrario, pequeño Ot ;-)

M. Samsa dijo...

auguro un nuevo miembro en MELANCÓLICOS ANÓNIMOS...yo no digo ná...:P

la verdad, Nata, es que suelo hacer balances pero el agobio a mí me empieza cuando los jodidos ayuntamientos comienzan a decorar las jodidas ciudades...es decir, tres meses antes de navidad...y no necesito demasiado tiempo para meditar...enseguida deduzco que he perdido un año más...I did in my way...pero...:(

y dicho esto voy a buscar un árbol frondoso...:P

Montse dijo...

Menos balances y más estudiar las oposiciones. Voy a ser tu pesadilla, que lo sepas. Y sé que Amelia y Ana me lo agradecen, así que cuento con tu complicidad.

Ponte a estudiar, jodida vaga, que tu capacidad no pueden perdérsela los alumnos y alumnas de estas tierras.

Un abrazo, Montse