viernes, 6 de marzo de 2009

De estructuras y pausas

- Dijiste que no volver'iamos hasta dentro de dos semanas.
- Ya.
- ¿A cuento de qué viene esta entrada entonces?
- Es una pausa dentro de la pausa.
- ¿Por qué lo haces?

En estructura superficial, mi madre y yo hemos recorrido media Alemania con la furgoneta de Saudade esta semana. En estructura profunda, no he hecho otra cosa que conversar con esa de ahí arriba.

Y ustedes, ¿se han concedido alguna vez el capricho de hacer una pausa en sus vidas? Puede parecer dramático o cobarde pero, bien empleado, el paréntesis puede ser muy (pero que muy) constructivo para el individuo, ¿no les parece? No siempre es así, claro.

Yo ya venía diagnosticandome la “necesidad” de un paréntesis desde hace un par de semanas (quizá mas) y sucedió que, consciente de que no se piensa igual desde dentro de la dinámica del día a día, decidí salirme de mi vida con la esperanza de volver a retormarla con más ganas.


Cinco días cinco libres en el kinderdorf y mi ordenador a puntito de morir: el viento estaba a mi favor, caracoles. Tenía que hacer una pausa. Nada de orfanatos, ni polacos, ni turcos. Nada de ustedes, nada de mí. En Dusseldorf y en Barntrup, nada de nadie.

Ahora, mientras vuelvo al mundo, me digo que parece que las cosas han cambiado para que todo siga igual, en parte. A pesar de la promesa de no volver a poner en peligro Un mundo mejor para los caracoles, he de reconocer que, una vez más, este nuestro blog ha estado a puntito de desaparecer sin dejar rastro. Sin embargo, el hecho de no haber dejado de escribir (en papel) ni uno solo de estos días me condujo a replantearme la situación de nuevo: ¿por qué iba a dejar de caracolear? ¡Con lo que me gusta a mi caracolear! Resumiendo, la Nata que se fue a los puertos se ha quitado unas cosas, ha añadido otras y mantiene las esenciales. Convengamos que Un mundo mejor para los caracoles no es del todo esencial ni para ustedes ni para mí pero, con lo que me gusta a mí caracolear…

Me encanta sentirme viva, caracoles, con toda la dicha y la mierda que ello supone, no deja de encantarme. Y más me gusta, me gusta mucho más, ser consciente de que las posibilidades de actuación son ilimitadas porque la plena libertad de elección existe. Por supuesto que existe.

Quizá ustedes puedan asumir todo esto sin la necesidad de hacer una pausa en sus vidas; yo también, pero se me da mejor así y, bueno, lo que les digo, el viento corría en forma de paréntesis.

- Se te está yendo la pinza, Nata.
- Ya estamos con las pinzas.
- Tú misma, ¿de verdad vas a subir esto al blog?
- Pues claro que sí.
- Te propongo una cosa: dado que mañana nos vamos a otro de esos congresos de voluntarios y no podrás actualizar durante una semana, ¿por qué no dejamos la pausa donde está y a la vuelta ya vemos lo que hacemos con el blog y con todo lo demás?
- Ay, cállate de una vez. Tú y yo ya habíamos llegado a un acuerdo, ¿no? En estructura superficial, este post es una pausa dentro de una pausa. En estructura profunda, este post es el regreso.
- Lo dicho, se te está yendo la pinza.
- No, me encanta la vida pero a veces me cuesta vivirla, sólo es eso.
- Te complicas demasiado.
- Puede que tengas razón.

7 comentarios:

Sonia dijo...

: ) Eres grande. En profunda y en superficial. Ahora, de estructuras, a pesar de que cueste, eres una maestra de lo pertinente (que para este caso va a ser lo significativo). Quiero decir que sabes qué muros hay que dejar para que no se hunda el tejado y cuáles hay que destrozar. Cuándo hay que hacer Boom! y cuándo sólo hay que pintar...

Y la vida, así, gana la batalla y se toma un respiro, una pausa, con todas las de la ley.

Un abraz(aco aco aco). Feliz congreso! Manténgote informada de las buenas nuevas : )

Las conversaciones que te traes contigo misma tienen lo mejor que se puede tener en esta vida: sentido del humor. Voy a brindar por él con un tazón de cereales, que no sé por qué, me han entrado ganas.

ottoreuss dijo...

cómo llevas Éxodo¿?

;)

nata dijo...

Tú si que eres grande, colega :)

Nada sería igual sin cereales, por supuesto. A la espera de buenas noticias quedo.

Llevo algo más de 100 páginas, ot. Sólo me quedan alrededor de 600 ;)

Montse dijo...

Por qué no hacéis un trío Sonia, Otto y tú? jajajaja. Lo digo porque sería una buena forma de darse un respiro y empezar de nuevo.

A mí que se me ha ido la pinza también Nata, y los respiros también me los tomo. Bueno, que te veo rehecha y feliz, y me alegro.

Un abrazo, Montse

Montse dijo...

Nata, qué te está pasando? todo está bien? Espero que sí, un abrazo, Montse

nata dijo...

¡De rechupete, Montse! Gracias por el interés en cualquier caso. He estado en una especie de seminario y no he podido caracolear.

Un abracico!

Anónimo dijo...

Hello everyone! I don't know where to begin but hope this place will be useful for me.
I will be glad to receive any assistance at the beginning.
Thanks in advance and good luck! :)